Ir a la barra de herramientas

Secado Rápido de las zapatillas de trail

Para aquellos que tienen un par (siempre hay uno más que otros) con el cuál se sienten totalmente bien en la montaña, se nos complica después de un día de lluvia, o de cruzar arroyos, cuando el clima no acompaña (días húmedos), y tenemos que usarlas al otro día (ejemplo: en El Cruce)

Por eso, les traigo este truquito infalible de mi abuela, que vengo difundiendo desde siempre… y que verdaderamente, funciona!

– Primero (fundamental…acá falló la mayoría que no tuvo una abuela- teacher como la mía) hay que quitar la plantilla, lavarla y escurrirla aparte. Es fácil de estrujar y casi eliminarle la humedad. Déjala secar.

– Después de sacudir varias veces cada una de las zapatillas, deja una media hora el calzado boca abajo o inclinada para que drene el resto del agua que tiene absorbida.

– A continuación, llena después cada zapatilla húmeda con bolitas de papel de periódico (ahora, también puede servir el papel de rollo de cocina). Haz varios bollos o pelotas con él y rellena la zapatilla. Mientras más bolas coloques dentro, mientras más área de papel seco toque área de calzado húmedo, mayor será el efecto absorbente. Déjalo así hasta el otro día a la hora de calzarse.

– Para ser más efectivo, puedes retirar los bollos húmedos a la mitad del tiempo disponible y cambiarlos por papel seco: más efectivo aún!. 

– Dejar airear una media hora para terminar el proceso.

No necesitas nada más para poder correr al día siguiente con las zapatillas secas. 

Fácil, verdad?

facebook
instagram
youtube