Ir a la barra de herramientas

Alejandro Allub

Alejandro Allub nació en Córdoba Capital el 11 de febrero de 1976. Fue jugador del seleccionado Argentino de rugby Los Pumas y del Jockey Club Córdoba (JCC) como segunda línea.
Ex director del Hospital de Niños de Córdoba. Actualmente ejerce su profesión de cardiólogo infantil.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Jugó en el JCC, luego fue contratado en el 2000 por el USA Perpignan del Top 14.
En 1997 fue seleccionado por Los Dogos, siendo uno de las estrellas del combinado provincial.
En su última gira con Los Pumas por Nueva Zelanda, en junio de 2001, sufrió un infarto agudo de miocardio y debió retirarse.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Pero ahí no termina todo, regresó a jugar luego de ocho años, con 32 años a su Jockey de Córdoba, dónde fue convocado nuevamente por Los Dogos y jugó del 2010 al 2013, obteniendo los títulos en 2011 y 2012.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀


Disputó la Copa del Mundo – Gales 1999 – donde Argentina pasó por primera vez a cuartos de final derrotando a Irlanda con una destacadísima participación del Turco y un final de película, marcando un antes y un después en el rugby Argentino.
Allub jugó todos los partidos y marcó un try ante Samoa.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Se retiró a los 41, en la cancha del Jockey club, donde el profe Leo trabajaba como preparador físico de la primera división, dejando un hermoso mensaje a todos sus amigos, compañeros de equipo, entrenadores y allegados.

Hola: Soy el turco Allub. Si recibís esto es porque en algún momento te cruzaste en mi vida deportiva cómo jugador de rugby. 

Ya sea como compañero, rival, preparador físico, entrenador, dirigente, médico, kinésico, utilero, periodista o lo que sea. 

Dejo con la tranquilidad de haber jugado lo más que pude y lo mejor que pude. Siempre entrenando al máximo, sabiendo que solo es la receta del éxito. 

Creo haber sido bien compañero, discípulo y buen rival. 

El rugby ha sido generoso conmigo: 

Me dió amigos en todo el país. 

He jugado al rugby en 13 provincias y 19 países distintos. Con el rugby represente a mi club, mi provincia y mi país.

Pude ser jugador de rugby profesional y vivir en Francia. 

Pude jugar en un partido inaugural de un Mundial ante 76.000 personas y en la cancha anexa de San Martín de Villa María con la Pre B de mi club. 

Jugué a todos los niveles posibles de este deporte. 

En mi club conocí a mi esposa. 

He sufrido las más variadas lesiones, me he infartado jugando, me he fracturado, 5 cirugías, esguinces, traumas de cráneo, hernia de disco y miles de puntos. 

Pero como dice un amigo: “En el rugby el vuelto no son caramelos”.

Dejo con la convicción de que uno nunca deja de ser jugador. De que siempre alberga la esperanza de que lo convoquen a algún seleccionado. 

De integrar otra vez un equipo, de esos equipos que uno siente que si hay que ir a la guerra quiere ser el primero de la fila, con la esperanza de vivir la tensión de un vestuario, del ritual del día del partido, la charla, la arenga, la ansiedad del primer contacto… De la primera recepción de mitad de cancha… Del primer line. 

Por último debo decir que fui testigo privilegiado de la transformación de nuestro rugby. Desde la preparación, entrenamiento, dinámica, técnica, táctica, estrategia, defensa, aptitud física. “

Alejandro Allub.

facebook
instagram
youtube